Inicio Rodolfo Galeria Media Site
 
 

 

 
Oct
29
 
 
 

El actor nos adelanta que su personaje continuará luchando por Victoria sin dar la espalda a los más necesitados.

Colgó momentáneamente la sotana para embarcarse en el rodaje de un thriller, La herencia de Valdemar. Sin embargo, Rodolfo Sancho no ha tardado en recobrar la ‘vocación’ sacerdotal y regresa con fuerzas renovadas para dar vida al atormentado padre Ángel. ¿Cómo ha evolucionado tu personaje en esta nueva entrega?
Se ha convencido de que no ama a Victoria, pero en el fondo la quiere y hará lo posible por ayudarla a obtener la nulidad matrimonial. Además, se centrará en apoyar a los desfavorecidos, valiéndose del poder que tiene por pertenecer al clero.

¿Qué es lo más difícil de tu papel?
Quizás la contención que requiere interpretarlo. Hay situaciones en las que otra persona montaría en cólera, pero él se mantiene sereno y mira hacia abajo. También es complejo reflejar su forma de expresarse.

¿Cambiarías algo de él?
Si me pidieran mi opinión, seguramente lo dejaría tal como es. Es de suponer que llegará el día en el que sea feliz y coma perdices .

¿Ha conseguido que cambies tu postura con respecto a la Iglesia?
Sigo pensando lo mismo. Lo que sí he descubierto a través de Ángel es que el ser humano no arrastra culpa alguna por el simple hecho de nacer: este es un concepto inventado por la religión.

Hablas de un acercamiento a Victoria. ¿Lograréis estrechar lazos?
En principio habrá una enorme tensión entre los dos, pero al final seguro que terminan bien.

¿Tú también lucharías por amor?
Pelearía hasta no poder más. Pero creo que este tipo de relaciones no se dan en la actualidad. Antes se vivía todo más intensamente. Por ejemplo, en Amar… una pareja se casa muy enamorada y de pronto estalla la guerra, él tiene que irse y esas duras circunstancias generan vínculos inquebrantables. Hoy, todo es tan sencillo que no lo valoramos.

En la producción se mezcla amor, fe, ideales, ambición… ¿Qué mueve el mundo para Rodolfo Sancho?
Desde mi punto de vista, el mundo lo mueve el amor y, por desgracia, también la ambición.

En la nueva etapa grabáis más escenas de exteriores en Asturias. ¿Cómo ha sido la experiencia?
Fantástica, porque en el plató pasamos demasiadas horas.Desplazarme a Asturias me desahoga y contribuye a que entienda mejor al personaje.

Cuéntanos alguna anécdota que os haya ocurrido durante el rodaje…
Estaba haciendo una secuencia en un acantilado con Roberto Enríquez y en mitad de la escena, cuando estábamos a punto de llegar al momento cumbre, arrancó a llover sin parar. Fue algo mágico.

¿Qué te ha aportado este trabajo?
Ante todo prestigio, porque es una producción de gran calidad. Hay muy buenos actores y guionistas y está muy cuidada.Es una de las mejores telenovelas del momento.

Dani, tu hijo, ¿comparte tu pasión por la interpretación?
Talento no le falta. Sin embargo, él de momento quiere ser tenista.

Aparte de la telenovela, ¿tienes otros proyectos profesionales?
Acabo de rodar la película La herencia de Valdemar, dirigida por José Luis Alemán. Doy vida a un tipo que se escuda en la violencia para ocultar sus temores. Todo lo contrario a Ángel.

2008
Telenovela