Inicio Rodolfo Galeria Media Site
 
 

 

 
Oct
29
 
 
 

El joven actor triunfa cada tarde con su papel de Antonio, el republicano idealista de la exitosa serie de TVE 1 “Amar en tiempos revueltos”, que devuelve al presente el pasado inmediato de Espa√Īa
Es dif√≠cil encontrar buenos papeles, por eso Rodolfo Sancho disfruta con su personaje de Antonio, el idealista republicano que subsiste como puede en plena posguerra de la exitosa teleserie Amar en tiempos revueltos (TVE1). A sus 30 a√Īos, despu√©s de dos t√≠tulos en cine que pasaron desapercibidos -Pacto de brujas y Mucha sangre- asegura que m√°s vale hacer buena televisi√≥n que mal cine.

Fue la peque√Īa pantalla la que le abri√≥ las puertas de la profesi√≥n con una serie juvenil que ha sido cantera de nuevas generaciones, Al salir de clase, y su m√°xima aspiraci√≥n es hacer personajes que le llenen, que no es poco. Defiende la telenovela de la cadena p√ļblica por su buena factura, un culebr√≥n que engancha, como los latinos, pero hecho con rigor y mucha dignidad.

– Su personaje, Antonio, obrero, republicano, con ideales, tiene una conflictiva relaci√≥n con una mujer de la alta burgues√≠a, Andrea, y de una familia conservadora ¬ŅEso tiene final feliz en plena posguerra o son barreras infranqueables?
En este pa√≠s eran unas murallas dif√≠ciles de subir. La gente viv√≠a sus vidas a escondidas o se iban a otros pa√≠ses. Con los antecedentes de Antonio, sargento del ej√©rcito de la Rep√ļblica, era dif√≠cil que se cumpliera ese amor en aquel tiempo.

– ¬ŅTiene alg√ļn punto en com√ļn con su personaje?
Siempre hay algo porque uno siempre aporta el alma al papel que interpreta. Yo soy también muy luchador, en otra medida y con otras circunstancias, y también noble, al menos eso creo.

РUn personaje que es un bombón para un actor.
Es un antih√©roe, un rom√°ntico, el mejor personaje que he hecho. El m√°s agradecido por los conflictos y fisuras internas. Es un papel rico, un perdedor a fin de cuenta, porque sus ideales estaban muy en contra de la Espa√Īa de aquel tiempo.

– La relaci√≥n de Andrea y Antonio ¬Ņllegar√≠a hoy a buen puerto?
Ahora es m√°s factible porque las clases est√°n m√°s equilibradas hasta cierto punto y hay m√°s clase media. Pero tampoco hubiera sido un camino de rosas, por el problema de clases y fundamentalmente por el dinero.

– ¬ŅConoc√≠a las circunstancias de la √©poca o la serie le ha servido para descubrir la Espa√Īa de la posguerra?
Todos tenemos alg√ļn familiar que lo vivi√≥. Mi abuela, que contaba algunas cosas, y mi hermano, que es licenciado en Historia y hablamos mucho de la Guerra Civil. Pero los detalles concretos los estoy conociendo ahora, como el de que la mujer ad√ļltera iba a la c√°rcel y el hombre no. Son detalles que son dif√≠ciles de encontrar en un libro.

– La serie empieza al final de la Rep√ļblica ¬ŅQu√© opina de aquellos a√Īos?
√ćbamos por muy buen camino y Espa√Īa ser√≠a hoy otra sin los cuarenta a√Īos de franquismo. Uno de los datos que m√°s que conmueve es comprobar que este pa√≠s fue uno de los primeros en el que se concedi√≥ el voto a la mujer. √Čramos muy avanzados en pensamientos, probablemente m√°s que el resto de Europa. Sin duda, los cuarenta a√Īos que vinieron despu√©s fueron un absoluto retroceso. Por eso entiendo personajes como el m√≠o, que tanto les duele la situaci√≥n, porque fue una barbarie lo que pas√≥.

– ¬ŅCree que la serie puede molestar hoy a sectores conservadores?
Sin duda porque, adem√°s, la derecha se molesta con mucha facilidad. Ya he o√≠do a se√Īoras que me dicen por la calle ¬ę¬Ņeso no era exactamente as√≠!¬Ľ. Pero es la historia. No quita que hubiera excesos, gente mala y buena en ambos bandos, aunque la guerra es as√≠, los ideales se aparcan y entra el odio y rencor.

– ¬ŅExisten hoy dos Espa√Īas?
Yo creo que sí. Tenemos la herencia de todo aquello. Al hacer la serie he entendido mucho más la sociedad presente. Y sí, como bien sabemos, muchos del PP tienen tíos o padres que fueron ministros con Franco. Y al revés, en la izquierda hay personas cuyo abuelo fue un republicano represaliado. No deja de ser una herencia, aunque con más cordura, situación que espero que se mantenga porque nunca se sabe.

– ¬ŅLa gente joven no tiene olvidado lo que ocurri√≥?
Los de 18 a 20 a√Īos lo tienen muy olvidado, lo rechazan y no quieren ni o√≠r hablar de aquello. Y hasta cierto punto es una reacci√≥n natural del proceso humano porque hay que aparcar algunas cosas, aunque se deben conocer para que no se repitan.

 

(20/03/2006)
MiraLaTele