Inicio Rodolfo Galeria Media Site
 
 

 

 
Oct
27
 
 
 

El hijo del legendario bandolero se ha hecho rey: con dos proyectos en antena y una vertiginosa y camaleónica carrera a sus espaldas, Rodolfo Sancho se siente, a sus 37 años, «un privilegiado». Su asignatura pendiente es la comedia, «nunca me han ofrecido un proyecto atractivo», pero se luce en los papeles intensos. Ahora da vida a una pareja de gemelos en «Historias robadas», la miniserie que se emite esta noche, a las 22:40 horas, en Antena 3.

–Para este papel, ¿qué le sirvió más de inspiración: la condición de hijo o la de padre?
–En este caso, la de hijo. He conocido a varios afectados por el robo de niños y es desgarrador, dramático y espeluznante pensar que una desgracia así haya ocurrido en España. Tenemos que encarar lo que ha pasado y espero que los culpables paguen en su justa medida.

–¿Le dio vértigo afrontar el personaje?
–Sentí responsabilidad y ternura. Este proyecto ha sido un reto en muchos sentidos, pero lo más importante es que se oiga la voz de los afectados. En cierta medida, con esta producción los estamos representando e intentamos ayudarlos.

–Además de «Historias robadas», estos días también podemos verle en «Isabel», que reina en la noche de los lunes…
–Estoy muy contento, el personaje de Fernando es fantástico, completo, lleno de registros, dinámico… Me encantaría poder grabar una segunda temporada.

–Le hemos visto en diferentes trabajos pero, ¿se atrevería a protagonizar un «remake» de Curro Jiménez»?
–Sería un placer y una forma de rendir homenaje a mi padre. Me encantaría hacerlo, aunque, a veces, las segundas partes no son buenas y sería difícil igualar el éxito que alcanzó en su momento.

–¿Temería las comparaciones?
–La gente siempre ha sido benélova y educada conmigo. Pero bueno, aunque mi padre y yo nos diferenciamos mucho físicamente, para mí es un honor que me digan que me parezco a él.

25/09/2012
LaRazon.es