Inicio Rodolfo Galeria Media Site
 
 

 

 
Feb
23
 
escrito por Mireia| en 2015|| Categoría: El ministerio del tiempo,Entrevistas
 

Teleprograma.tv se cita en exclusiva con Rodolfo Sancho en los estudios de Boadilla del Monte, Madrid, donde graba El Ministerio del Tiempo, una arriesgada serie de ocho capítulo que se estrena el martes 24 en La 1 a las 22.45 h, después del partido de la Champions. El actor, rey de la televisión desde su triunfo en ‘Isabel’, nos habla en esta emotiva entrevista de este nuevo proyecto que también le toca en lo personal.

Desde octubre, esta ha sido la casa de Rodolfo Sancho: tres platós de 3.000 metros cuadrados que recrean la vivienda de Julián, su personaje, el despacho de sus jefes, un bar, un claustro de paredes verdes y un pasillo lleno de puertas, pieza clave en ‘El Ministerio del Tiempo’.

¿Por qué aceptaste la serie?
Por tratarse de una historia de aventuras, que me encantan, pues he crecido con Indiana Jones. Es un reto como actor y un homenaje a mi padre que tanto trabajo el género. También ha pesado mi amistad con Javier y Pablo Olivares [creadores de ‘Isabel’].

Además tiene toques fantásticos.
Sí. Parte de la existencia de un ministerio del tiempo, creado en la época de los Reyes Católicos y que se ocupa de que nadie cambie el pasado en su beneficio, y lo hace haciendo viajar a sus agentes de 2015 a épocas anteriores.

¿Cuál es tu papel en todo esto?
Interpreto a Julián, un enfermero del Samur al que la entidad recluta tras sufrir la trágica muerte de su esposa en accidente de tráfico. Así que es un tipo sin nada que perder; al que le da igual vivir o no. En su primer trayecto al pasado, alucina con lo que ve.

¿Irá solo?
No, va con Amelia [Aura Garrido], una universitaria de 1880, y Alonso de Entrerríos [Nacho Fresneda], un soldado de los Tercios de Flandes de 1570.

¿Qué tal la grabación?
Divertida por las tramas y las situaciones, que cambian mucho, y también dinámica, pues cada día te disfrazas de una cosa: monje, soldado medieval o de la Segunda Guerra Mundial!

¿Qué está siendo lo más duro?
El frío en las secuencias exteriores y el alto ritmo de trabajo para conseguir grabar un capítulo en solo seis días.

Michelle Jenner interviene en un capítulo como Isabel la Católica.
Su capítulo ha sido un reencuentro emotivo y cariñoso que grabamos en el decorado de Isabel. Allí lo pasamos muy bien y ahora me encanta trabajar con ella.

¿Qué trama te ha gustado más?
Una sobre nazis, porque no había tocado esa etapa antes. En cambio, he hecho mucho del medievo, de principios del siglo XX, de la Guerra Civil… y de 1808. Fíjate qué casualidad, mi primera serie Los desastres de la guerra [1983] trataba sobre El Empecinado, un personaje al que Julián trata de salvar en el primer capítulo de ‘El ministerio…’.

¿Cuál elegirías para vivir?
La actual, por el nivel de bienestar a pesar de los problemas. Y visitaría el Imperio romano o la Grecia clásica, pero solo por curiosidad.

¿En qué ministerio no trabajarías?
En Hacienda. En cambio sí lo haría en Asuntos Exteriores, porque en este mundo conectado, la calidad de vida de un país depende mucho de lo que ocurre fuera.

Fuiste un actor precoz.
Sí, de niño viví la época dorada de las series, rodadas en cine, y a los 20 años tuve la suerte de ser uno de los 12 elegidos en un casting de 3.000 para ‘Al salir de clase’. Fue una grandísima escuela. Hacer una ficción diaria te curte.

Y desde entonces…
He tenido la fortuna de hacer grandes personajes en televisión, de alta calidad, que han sido reconocidos por el espectador y también por la crítica.

Estás nominado a los Fotogramas de Plata, el 2 de marzo, y a los Premios Unión de Actores, el 9.
Fernando el Católico me ha traído muchas alegrías, entre ellas dos premios Iris y estas nominaciones, que por sí mismas ya son un gran reconocimiento.

¿Alguna asignatura pendiente?
No pienso mucho en el futuro y me centro en el presente. No soy de los actores que desean hacer un personaje concreto. Prefiero que me sorprendan, ya que hasta ahora lo han hecho para bien.

Acabas de cumplir 40 años. ¿Pesan?
No pesan en absoluto. No he tenido cambios físicos ni anímicos, y sí mentales, que se agradecen: la madurez hace que disfrutes más de la vida y seas más feliz.

¿Tu hijo de 19 años quiere ser actor?
No, va a lo suyo. Estudia Administración de Empresas, le gusta el deporte… Yo quiero que se dedique a lo que le haga feliz.

Y vas a ser padre de nuevo!
Dentro de un mes. No queremos saber el sexo hasta que nazca.

¿Lo vives de forma diferente?
En ciertos aspectos, sí, pero yo estoy con la misma energía y las mismas ganas de la primera vez.

Tu pareja, Xenia Tostado, está en ‘Amar en tiempos revueltos’ Viejo. ¿Repasáis los textos en casa?
A veces hablamos de cómo nos ha ido, pero como llegas cansado, intentas aparcar el trabajo. Con ella quiero ser yo, no el personaje.

¿Cómo desconectas?
Me encanta leer, ver series, ir al cine, tocar la batería, jugar al futbol, montar a caballo, esquiar… De no ser actor, me hubiera dedicado a algo relacionado con el deporte.

¿Qué series sigues?
‘Fargo’, por la soledad que respira, y ‘Breaking Bad’, una producción arriesgada que demuestra que no siempre es necesaria una trama de amor. ¡Deberíamos tomar nota!

Tu ‘nieto’ Álvaro Cervantes graba ya ‘Carlos, rey emperador’.
¡Sí! Y Diagonal TV y TVE garantizan una serie de gran factura, buenos guiones y personajes. Tengo curiosidad por verla.

¿Has visto ya algo de la tuya?
El primer capítulo. A la gente le va a enganchar porque tiene de todo: aventura, humor, amor y mucho ritmo.

¿Y tú cómo te has encontrado?
No me gusta verme, pero me fío del creador, Javier Olivares. Y a él le gusta mi trabajo.

Fuente: teleprograma.tv