Inicio Rodolfo Galeria Media Site
 
 

 

 
Feb
23
 
escrito por Mireia | en 2015 | Categoría: El ministerio del tiempo,Entrevistas
 
                       

Aunque no hace ni tres meses que se despidió de la pequeña pantalla con ‘Isabel’, Rodolfo Sancho (40) regresa a TVE el próximo martes 24 con un nuevo proyecto de ficción. Se trata de ‘El ministerio del tiempo’, donde el actor viajará a distintas épocas para evitar que distintos intrusos logren cambiar el transcurso de la Historia.

Por ahora, éste será su único trabajo en los próximos meses, ya que el hijo de Sancho Gracia se tomará un descanso para volcarse en su próxima paternidad. Rodolfo ya cuenta la semanas para disfrutar de su primer bebé con la también actriz Xenia Tostado, con quien mantiene una relación de nueve años.

¿Cuál fue su primera impresión cuando leyó el proyecto?
Pensé: “¡Qué arriesgado es esto!” Leer guiones y ver imágenes es muy complicado. Pero éste era arriesgado y divertido, porque te ríes con sólo leerlo. Esta serie va a ser un paso más en la ficción, como lo fue ‘Isabel’ con su rigor. Otras cadenas harán más audiencias, pero al final la que va marcando el terreno casi siempre es TVE.

En ‘El ministerio del tiempo’ habrá un guiño a ‘Isabel’ con uno de sus viajes al pasado.
Sí, hay una escena en la que voy a la corte… ¡A mí corte! (se ríe). Por suerte, Fernando estaba en Granada. Cuando llego delante de Michelle digo algo así como “Esta mujer me suena” (se ríe). Estos guiños son muy bonitos.

También hay otro a su padre en el primer capítulo, donde usted dice “Soy Curro Jiménez”. ¿Qué pensó?
Dije: “¡Hostias, qué arriesgado!”. También es muy bonito poder hacer aventura, que es lo que hacía y producía mi padre. Este género se ha perdido. El ‘Superman’ que vi hace años llevaba un pijama, mientras que los superhéroes de hoy en día llevan armatostes y pasan casi tragedias griegas. Esta serie recupera un género y, por tanto, un homenaje a mi padre.

Si tuviera la oportunidad de viajar en el tiempo, ¿qué época escogería?
Una poco conflictiva. Me gusta mucho la Historia y me encantaría vivir muchos momentos… Por ejemplo, ver cómo se hicieron las pirámides… Para quitar el mito de si las hicieron los extraterrestres (se ríe).

¿Cambiaría algo de su pasado?
Nada, la verdad. Estoy muy contento con mi vida y cómo ha ido. No me arrepiento de nada. Igual es mi forma de ser, pero me gusta disfrutar del presente y de lo que estoy haciendo. Si lo consigues, disfrutas de la vida.

Los hijos que siguen los pasos de sus padres consagrados suelen sentir que deben demostrar más. ¿Es su caso?
En algún momento de mi carrera he tenido esa sensación y lo he llegado a hablar con Fernando Guillén. Pero yo he tenido mucha fortuna y me han venido personajes maravillosos.

¿Qué es lo más duro?
Esperar a que suene el teléfono. Pasar de los 20 a los 30 es muy difícil esta profesión. Parece que no he parado desde que hice ‘Al salir de clase’, pero te aseguro que sí. Estuve a punto de dedicarme al Turismo porque no tenía trabajo. Hay actores que se deprimen esperando a que suene el teléfono. Yo no puedo.

¿Qué proyectos tiene a la vista?
Ahora voy a ser padre, que es el personaje más complicado (se ríe).

¿Piensa tomarse un descanso?
Sí. Ahora pararé por lo menos dos o tres meses para estar en casa.

¿Está nervioso por la espera?
La verdad es que nada. Estoy más ilusionado que nervioso. Supongo que a medida que se acerque el momento, lo estaré.

¿Cómo está Xenia, su pareja?
Muy bien, también muy ilusionada.

¿Siguen sin saber el sexo? ¿Seguro?
Sí. ¿No me crees? (se ríe). No tendría problemas en contártelo (se ríe).

¿Estará en el parto?
Sí quiero, por supuesto.

Usted tuvo a su hijo, Daniel, siendo muy joven -en 1994, con 19 años-. ¿Cómo afronta esta paternidad después de tanto tiempo?
Pues con 20 años más, macho (se ríe). Habrá cosas que serán más fáciles, como lo mental. Pero físicamente… ¡No veas lo que aguantaba jugando al fútbol con 20 años en el parque con mi hijo! (se ríe). Ahora también aguanto, que no soy un anciano (se ríe).

¿Saboreará más ahora la experiencia?
Yo he saboreado mucho a mi hijo. Mucho más de lo que se pueda pensar. La madurez da una cosa y la juventud otra. Yo he sido padre joven y siempre lo aconsejo. Ya no sólo por la fuerza, sino porque estás muy cercano en el tiempo. Si viene mi hijo diciendo que ha hecho no se qué… Eso es que ha hecho lo otro, que yo pasé lo mismo hace no tanto tiempo.

¿Era usted muy trasto?
Yo es que he sido muy cabrón (se ríe).

Ahora es el niño mimado de TVE. ¿Se siente así?
¡Qué mote más chungo! (se ríe).

Se lo digo porque ha protagonizado muchos de los últimos grandes proyectos del ente público: ‘La señora’, ‘Isabel’ y ahora ‘El ministerio del tiempo’ ¿No le atraen proyectos en otras cadenas?
Antes de elegir ‘El ministerio del tiempo’ tenía otras cosas… Pero es que estos de TVE lo hacen tan bien… Son muy rigurosos. En esta serie no hay ninguna trama de amor, ni ningún niño pequeño o abuelo… Tampoco te exigen que te quites la camiseta… En Antena 3 son más rigurosos, pero en Telecinco…

¿No trabajaría en esa cadena?
Bueno, ‘Al salir de clase’ o ‘M.I.R.’ eran de Telecinco, pero ahora me interesan otro tipo de cosas. No quiero lucir el pecho o que un personaje lo haga una modelo que no sabe hablar. Ese tipo de cosas se respetan mucho en TVE, al igual que a los creadores y a los directores. Encima creen esa forma de hacer. Quizá porque no tienen que luchar contra la audiencia como otras cadenas. Pienso que es un error creer que con los métodos de siempre vas a hacer audiencia. No es verdad.

Fuente: elmundo