Inicio Rodolfo Galeria Media Site
 
 

 

 
Oct
20
 
escrito por Mireia| en 2016|| Categoría: Entrevistas
 

Hay un hombre en Espa√Īa que no le dice que no a nada. Un hombre que lo mismo se calza la corona de Arag√≥n que el tricornio en Almer√≠a. Que salta de siglo en siglo o vuelve de Afganist√°n traumatizado. Todo depende del d√≠a de la semana. Y, claro, del canal que se sintonice. Porque a sus 41 a√Īos, el actor Rodolfo Sancho vive uno de los momentos m√°s dulces de su carrera. Casi tan dulce como la sangre de mentira que le atormenta constantemente en el rodaje de Mar de Pl√°stico, la serie l√≠der de Antena 3 que estas semanas se rueda en Almer√≠a y que acaba de regresar a las pantallas. ¬ęLas condiciones all√≠ son dur√≠simas: alcanzamos los 53¬ļC dentro de los invernaderos y hay mucha humedad, arena y bichos atra√≠dos por la sangre falsa¬Ľ, explica con una felicidad cuando menos contradictoria: ¬ęA m√≠ me gusta mucho porque, aunque se sufre m√°s, rodar en estos decorados naturales hace que la serie crezca¬Ľ.

Pero, en Espa√Īa, ¬Ņpodremos alcanzar alg√ļn d√≠a el nivel de las series norteamericanas?
Aquí hay mucha calidad y talento, aunque es imposible que una película de dos millones de euros tenga más calidad que una de 20 millones. Es sencillamente imposible, porque tiene que ver con el tiempo. Cuanto más dinero, más tiempo para pensar y más tiempo para equivocarte. Porque aquí, si te equivocas, va a ser lo que se emita. La falta de ese tiempo, por desgracia, crea peores actores.

A unas horas de coger un avi√≥n rumbo a Almer√≠a para retomar el rodaje de su segunda temporada, Rodolfo exprime, tambi√©n aqu√≠, su tiempo. Son sus √ļltimos d√≠as de descanso en Madrid junto a su mujer y su hija de un a√Īo. Pero, adem√°s de la vuelta a los pa√Īales y a los invernaderos, tambi√©n est√° de enhorabuena por su participaci√≥n en El Ministerio del Tiempo, que acaba de renovar temporada. ¬ęPara m√≠ son las dos mejores series del momento¬Ľ, comenta convencido.

Los ‘minist√©ricos’ -fans de ‘El Ministerio del Tiempo’ llevan exigiendo much√≠simo tiempo la renovaci√≥n de la serie a pesar de unos datos de audiencia moderados…
¬ŅC√≥mo vas a crear algo bueno pensando en la audiencia? Se supone que esto es arte, y tiene que salir del coraz√≥n y del cerebro. Si creas algo desde el miedo a la audiencia, nunca consigues lo que quieres hacer. Y TVE se puede permitir hacer eso. Telecinco y Antena 3, no.

Podr√≠a decirse que el madrile√Īo est√° en la cima. Que es dif√≠cil que las cosas le vayan mejor. Pero a pesar del ruido, Sancho se muestra receloso con el significado del √©xito. ¬ęHoy, ser famoso se ha confundido con ser actor y para m√≠ es una falta de respeto. Esta es una profesi√≥n muy, muy, muy complicada¬Ľ, reflexiona, y con m√°s afecto que melancol√≠a recuerda el papel que le hizo saltar a la fama: Nico en Al salir de clase. ¬ęTienes 19 a√Īos y la serie se convierte en un √©xito de la hostia. Te empiezan a gritar por la calle y te crees que ya est√°. Pero yo sab√≠a que no, que esta carrera es muy larga. Desde que era ni√Īo, a trav√©s de mi padre, he visto lo que es tener mejores y peores momentos. Yo he vivido en esa casa¬Ľ.

Su padre, Sancho Gracia, fue uno de los actores espa√Īoles que mejor manej√≥ el √©xito. Su personaje de Curro Jim√©nez le convirti√≥ en una de las figuras m√°s queridas de la televisi√≥n, con audiencias estratosf√©ricas que ya nunca se podr√°n repetir. Para Rodolfo, sin embargo, √©l era en realidad un actor secundario: ¬ęPorque primero era mi padre y despu√©s era actor¬Ľ, sentencia.

¬ŅAlguna vez sentiste alg√ļn tipo de presi√≥n por ser quien eres?
A m√≠ me pas√≥ algo que me ayud√≥: mi padre se llamaba F√©lix Sancho Gracia, pero utiliz√≥ Sancho Gracia como nombre art√≠stico. Antonio Cuadri, el director de Al salir de clase, cuando llev√°bamos cuatro meses grabando, vino un d√≠a y me dijo: ¬ę¬°T√≠o, que me he enterado de que tu padre es Sancho Gracia!¬Ľ. Ah√≠ te das cuenta de que funcionas por ti mismo.

Pero te influir√≠a de alguna forma el trabajo de tu padre…
Claro que me ha influido. He recibido maravillosos consejos suyos. Mi padre no te decía cómo vivir, pero su forma de vida era un gran consejo. Era alguien que amaba la vida.

Reconoce tambi√©n que, para √©l, su padre fue miembro de esa generaci√≥n de actores que marcaron su forma de entender el cine y la televisi√≥n. ¬ęSi levantasen la cabeza Paco Rabal, Fernando Fern√°n G√≥mez, Alfredo Landa, mi padre y cuatro m√°s, flipar√≠an con lo que se ve hoy en d√≠a, con todo mi respeto…¬Ľ, apunta, defendiendo que hace 40 a√Īos se hac√≠an mejores series. ¬ęHasta que llegaron las teleseries rodadas en v√≠deo. Eso fue la √©poca oscura. Yo lo llamar√≠a el Medievo de la televisi√≥n en Espa√Īa. Te hablo de cuando decidieron dejar de hacer series de alta calidad, rodadas en cine, para meter a 20 actores en un bar, cruzar tres c√°maras de v√≠deo y no iluminar nada. Fue la decadencia de la televisi√≥n¬Ľ, exclama indignado.

Sin embargo, iron√≠as de la vida, medio siglo despu√©s, Rodolfo se ha convertido en uno de esos actores referentes que hoy lideran las mejores producciones espa√Īolas. Esas que, desde hace unos cuantos a√Īos, han hecho que aquello de ¬ęcualquier tiempo pasado fue mejor¬Ľ caiga en el olvido. Esas que vuelven a rodarse en cine. Y que, ya sea en Almer√≠a, en Castilla o en el siglo pasado, siguen endulz√°ndonos la sangre. √Čsta s√≠, ya de verdad.

Fuente: elmundo